Nuevos perfiles para nuevos procesos territoriales

21.12.2018 | Expansión de Capacidades

Nuevos perfiles para nuevos procesos territoriales

Nuevos perfiles para nuevos procesos territoriales

 

En el marco del Proyecto “Alianzas para el Desarrollo Territorial a partir de la innovación y el patrimonio biocultural”, la Universidad de Caldas y la Plataforma de Diversidad Biocultural y Territorios realizaron el pasado mes de noviembre un proceso de diálogo y construcción colectiva con mujeres y jóvenes de dos territorios emblemáticos del departamento de Caldas, y a partir del cual se discutió acerca de los aspectos clave que debe reunir un Gestor Territorial Innovador, que es lo que debería caracterizar a los nuevos profesionales, en virtud de los nuevos retos y oportunidades que se abren en los territorios a partir de la valorización y potencialización del Patrimonio Biocultural. 

En el taller participaron 33 jóvenes, entre hombres y mujeres, de 13 municipios de Caldas, correspondientes a los territorios del oriente y el occidente del departamento. La diversidad de la composición del grupo en cuanto a edades, formación, procedencia y área de estudio o trabajo, facilitó una rica discusión sobre las potencialidades de los territorios y la necesidad de formar talento humano pertinente para la agencia adecuada de esas potencialidades. Algunos elementos identificados en el trabajo colectivo, y que deben ser características del Gestor Territorial Innovador, son:

-       Antes que habilidades y competencias específicas, un Gestor Territorial Innovador debe profundizar en el enfoque territorial biocultural y sus métodos/herramientas como un abordaje más integral.

-       Es necesario apropiar conocimientos y herramientas para la gestión territorial, y no solo para la planificación, que es un elemento recurrente en procesos territoriales en América Latina, que a menudo se quedan en la formulación de proyectos y planes estratégicos, sin llegar a la ejecución.

-       Un Gestor Territorial Innovador debe desarrollar capacidades para entablar diálogos plurales y diversos, propiciar y liderar plataformas de trabajo en equipo, a través de las cuales se construyan y gestionen procesos, más allá de las capacidades para formular y coordinar proyectos específicos.

-       De manera particular, tener capacidades para entender, analizar y movilizar las capacidades diferentes en razón del género y de los grupos generacionales. Es innegable que la historia de América Latina, y especialmente en ámbitos rurales, ha estado marcada por profundas desigualdades, que deben ser evidencias y transformadas, especialmente las que han alcanzado matices de exclusión, discriminación y violencia.

En cuanto a los aprestamientos institucionales para formar este tipo de Gestores, también se discutieron algunos elementos que deberían ser apropiados por Universidades y Centros de Formación, como son:

-       Incluir de manera explícita iniciativas que permitan construir diálogo y negociaciones de máximo valor, que tiendan hacia relaciones de múltiple ganancia y beneficios colectivos.

-       Asumir los desafíos de la inclusión de las artes y las iniciativas creativas culturales en procesos de transformación territorial, tanto para la cohesión social como para estimular emprendimientos económicos.

-       Desarrollar formas de gestión ambiental que no se limiten solamente a la preservación de los recursos naturales sino a su buen uso, incluyendo el aprovechamiento económico y la distribución equitativa de beneficios.

-       Impulsar procesos formativos que impliquen acreditación universitaria, aún cuando no correspondan a la formalidad de un título de grado. La experiencia de diplomados que ha consolidado la Plataforma Diversidad Biocultural y Territorios, en alianza con diversas Universidades de América Latina, es un buen ejemplo.

-       Establecer un sistema de monitoreo capaz de detectar los resultados de la formación, e ir mejorándola en el tiempo en una lógica de educación continuada que ofrezca oportunidades de fortalecimiento de capacidades tanto a las personas como a los territorios.

El taller, además, fue acompañado por Roberto Daza, del Proyecto Biocultura y Cambio Climático de Bolivia, quien presentó la experiencia que se ha desarrollado alrededor de la gestión del área de influencia del Parque Nacional Natural Toro-Toro, y que hace parte de una estrategia de cooperación Sur-Sur entre Colombia y Bolivia.

Los resultados del taller, además de ser un insumo útil para el fortalecimiento de la Política de Regionalización de la Universidad de Caldas, serán considerados por VivoCuenca en el paquete de Fortalecimiento de Capacidades para la Gestión del Patrimonio Biocultural, procurando darle sostenibilidad a los avances del proyecto de Alianzas, financiado por el Ministerio de Educación Nacional de Colombia. Por otro lado, la construcción colectiva conseguida con jóvenes del departamento de Caldas servirán de orientación para un nuevo proyecto del cual participará la Universidad de Caldas con otras siete universidades de Europa y América Latina, articulados por la Plataforma de Diversidad Biocultural y Territorios, y con el aval de instituciones internacionales y autoridades nacionales como la Secretaría de Educación de Caldas y el Ministerio de Educación de Colombia.

« Volver a la lista